Encargados de Grupo

Para mejor cumplir los fines de la asociación, los Caballeros, podrán reunirse en grupos afines, por proximidad de residencia, pertenencia a parroquias, congregaciones, cofradías y otras asociaciones de índole religioso, u otras circunstancias, coordinados por un Encargado de Grupo, que tendrá como misión, delegado por el Presidente y autorizado por el Consejo Directivo:

a) Atender de un modo más personal a un determinado grupo de Caballeros, sintiéndose intermediario entre el Consejo Directivo y dicho grupo de asociados.

b) Ayudar a los Caballeros del grupo a percibir, a través de su trato y cariño, una vinculación más directa con la Asociación y una devoción más viva a la Santísima Virgen del Pilar.

c) Estimularles a que vivan cada vez mejor los compromisos que adquirieron el día que solicitaron la admisión en la Asociación y los fines de la misma.

d) Hacerles sentir, a través suyo, la cercanía de toda la Asociación a cada uno de ellos.

e) Promover en su grupo la participación activa de los miembros en todas las actividades de la Asociación.

f) Preocuparse por sus problemas y necesidades.

g) Canalizar las iniciativas del grupo hacia el Consejo Directivo para la mejora de la Asociación.

h) Y dar cuenta al Consejo Directivo de las diversas situaciones en que los Caballeros de su respectivo grupo se encuentren, sugiriendo al mismo tiempo, soluciones y mejoras en esta relación.

Los encargados de grupo, tendrán su propio órgano de coordinación, la Asamblea de Encargados de Grupo, que se regirá por lo dispuesto en el Reglamento de Régimen Interno.